Lo que debes saber sobre la guantera rota de tu coche

14j0mrbAunque pueda parecer algo insignificante para algunos, del buen funcionamiento de la guantera del coche depende que tus documentos y demás pertenencias se encuentren seguras dentro del mismo; y no, el elemento que te cubre del sol no puede cumplir ese papel.

Para quienes no conocen mucho sobre coches, la guantera es ese espacio que se ubica del lado del asiento del copiloto, en lugar del volante y demás controles, y que se emplea para almacenar todas las pertenencias que al conductor le parezca prudente guardar allí.

Una guantera rota puede llegar a ocasionar molestias en la conducción rutinaria, pero al menos existen soluciones para aquellos a los que la guantera no les cierre o les deje de abrir. Incluir una cerradura en la guantera es quizás la mejor solución para llevar con eficacia y seguridad los documentos.

En el caso de que tu guantera no disponga de una cerradura, es momento de que instales este tipo de herrajes; pero antes es importante que conozcas valiosa información sobre el reemplazo de la cerradura de este espacio.

Fundamentos de las cerraduras para guanteras

Algunas guanteras, más que una cerradura con llave, tienen un mecanismo de apertura y cierre que consiste en una manija que manipula un pestillo. El pestillo se asegura a una captura o bucle rectangular, de manera que cuando la guantera funciona bien, el pestillo sujeta la captura.

Por ello es que hasta que se tira de la manija, el pestillo es capaz de retraerse y liberar el enganche. Aunque en el momento que se instala una cerradura en la guantera se inhibe el mecanismo del pestillo, al menos se le proporciona mayor durabilidad al funcionamiento de la apertura y cierre.

Estas cerraduras cuentan con una posición predeterminada de bloqueo, además de disponer una llave que se inserta en el cilindro correspondiente y que debe ser girada para desbloquear dicho cilindro. Si se desea abrir la guantera, se debe emplear la llave por fuerza.

Las cerraduras de guantera son susceptibles de romperse

Sí, este problema es más común de lo que muchos piensan, por lo que las causas más frecuentes para que esto suceda se encuentran relacionadas con el hecho de que la guantera no abra o que la guantera no cierre por efecto de la cerradura.

La cerradura de una guantera se puede romper en el momento de la apertura del compartimiento. En este caso el cilindro pueda que tenga problemas de giro continuo, o que impida que la llave se inserte completamente. También sucede que el pestillo no se comunica correctamente con el cilindro o la manija.

Para los problemas de cierre de la guantera ocurre que ésta no se asegura lo suficiente para permanecer cerrada, por lo que es vital asegurarnos que el pestillo y la traba no estén bloqueados. Las guanteras con exceso de relleno también impiden el cierre o enganche del cilindro.

Cuando los daños en el cilindro son irreparables, no existe otra resolución sino sustituir el cilindro, teniendo especial cuidado a futuro de que no se vuelva a dañar la cerradura de la guantera. Se debe localizar a cerrajeros automotrices que realicen el trabajo correspondiente de instalación del herraje.